La hormiguita que se quería casar.

Demoré ocho horas en narrar las aventuras de la hormiguita, pero acá he recopilado la historia  para que puedas contársela a tus hijos.

Con ustedes la Hormiguita que quería casarse…

Esta era una hormiguita que se quería casar. Se pintó los labios. Se puso un bello vestido y sali6 un día a buscar con quien casarse.

 La hormiguita que se quería casar halló un zorro: “Pa onde vai, hormiguita?”. “A buscar con quien casarme, si cantai bonito nos casamos”

 El zorro emitió un fuerte gañido que asustó a la hormiguita. “Yo no me caso con vos, porque no cantai”. Y la pobre homiguita sigue buscando.

 La hormiguita sigue buscando con quien casarse.

 ¿Alguien conoce algún novio para la hormiguita?

 La hormiguita que se quería casar halló un perro: “Pa onde vai, hormiguita?”. “A buscar con quien casarme, si cantai bonito nos casamos”

 El perro emitió un fuerte ladrido que asustó a la hormiguita. “Yo no me caso con vos, porque no cantai”. Y la pobre homiguita sigue buscando.

 La hormiguita sigue buscando marido.

 La hormiguita que se quiere casar va por un caminito y alguien se le acerca.

 La hormiguita que se quería casar halló un burro: “Pa onde vai, hormiguita?”. “A buscar con quien casarme, si cantai bonito nos casamos”

 El burro rebuznó tan fuerte que asustó a la hormiguita. “Yo no me caso con vos, porque no cantai”. Y la pobre homiguita sigue buscando.

 Y seguimos con la hormiguita que se quiere casar.

 La hormiguita que se quiere casar continúa su travesía.

 La hormiguita que se quiere casar va por un caminito y llega a un circo.

 La hormiguita que se quería casar halló un elefante: “Pa onde vai, hormiguita?”. “A buscar con quien casarme, si cantai bonito nos casamos”

 El elefante barritó tan fuerte que asustó a la hormiguita. “Yo no me caso con vos, porque no cantai”. Y la pobre homiguita sigue buscando.

La hormiguita que se quiere casar continúa su travesía por el circo.

 La hormiguita que se quería casar halló un león: “Pa onde vai, hormiguita?”. “A buscar con quien casarme, si cantai bonito nos casamos”

 El león  rugió tan fuerte que asustó a la hormiguita. “Yo no me caso con vos, porque no cantai”. Y la pobre homiguita sigue buscando.

 La hormiguita sigue buscando marido.

 La hormiguita que busca marido se acerca a otro animalito en el circo.

 La hormiguita que se quería casar halló un rinoceronte: “Pa onde vai, hormiguita?”. “A buscar con quien casarme, si cantai bonito nos casamos”

 El rinoceronte bramó tan fuerte que asustó a la hormiguita. “Yo no me caso con vos, porque no cantai”. Y la pobre homiguita sigue buscando.

La hormiguita se fue del circo a buscar marido a otro lado.

 La hormiguita que se quería casar halló un cisne: “Pa onde vai, hormiguita?”. “A buscar con quien casarme, si cantai bonito nos casamos”

 El cisne voznó tan fuerte que asustó a la hormiguita. “Yo no me caso con vos, porque no cantai”. Y la pobre homiguita sigue buscando.

 La hormiguita que se quiere casar va por un caminito y alguien se le acerca.

 La hormiguita se encontró con otro animalito.

 La hormiguita que se quería casar halló una tenquita: “Pa onde vai, hormiguita?”. “A buscar con quien casarme, si cantai bonito nos casamos”

 Tenquita cantó tan fuerte que asustó a la hormiguita. “Yo no me caso con vos, porque no cantai”. Y la pobre homiguita sigue buscando.

 Y seguimos con la hormiguita que se quiere casar.

La hormiguita que se quería casar halló un huemul: “Pa onde vai, hormiguita?”. “A buscar con quien casarme, si cantai bonito nos casamos”

 El huemul baló tan fuerte que asustó a la hormiguita. “Yo no me caso con vos, porque no cantai”. Y la pobre homiguita sigue buscando.

 La hormiguita que se quiere casar continúa su travesía.

 La hormiguita que se quería casar halló un búho: “Pa onde vai, hormiguita?”. “A buscar con quien casarme, si cantai bonito nos casamos”

 El búho ululó tan fuerte que asustó a la hormiguita. “Yo no me caso con vos, porque no cantai”. Y la pobre homiguita sigue buscando.

 Ahí va la hormiguita que se quiere casar.

 La hormiguita que se quería casar halló un ratón: “Pa onde vai, hormiguita?”. “A buscar con quien casarme, si cantai bonito nos casamos”

 El ratón comenzó a chillar: “Chi, chi”. La hormiguita quedó impresionada: “¡Ay que cantai bonito!”

¿Se casará la hormiguita con el ratón?

 La hormiguita le preguntó al ratón: “¿Cómo te llamai, ratón que cantai bonito?” “Soy el ratón Pérez y me quiero casar contigo”

 La hormiguita y el ratón Pérez se casaron y se fueron con su  pairino y  mairina a comerse una cazuela que tenían.

 Ahí está la hormiguita feliz con el Ratón Pérez.

 El dueño de casa le dijo al Ratón Pérez: “-No se vaya meter al fondo con comia”.

 El Ratón Pérez no le hizo caso al dueño y se fue a meter al fondo, se resba1ó y se cayó.

  Cuando llegó la hormiguita: “¿Dónde está, Pere?”. Y Perez no llegaba. Se fueron a servir y salió cocido el ratón. Y así es que la hormiguita lloraba por el ratón.

 Y así termina la historia del Ratón Perez que se cayó a la olla y la hormiguita lo siente y lo llora.

FIN.

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>