Los viajes de Jaime: “sin ningún peso”

Seguimos revisando las cartas que hemos mantenido con Jaime y su travesía por Latinoamerica. La última vez lo dejamos en Calca. Hoy seguiremos avanzando pero conociendo más detalles increíbles. Yo sugiero leer esto con el siguiente tema

Estimado Jaime:

sobreVeo que la educación te sigue persiguiendo, aun cuando tú abandonaste formalmente sus estudios. Quizás ello se deba a que la educación trasciende mucho más allá de la mera instrucción.
Educar es lograr que otra persona desarrolle todo la potencialidad que posee en su interior como persona. Por ello es que para educar no se necesita ser profesor, sino mas bien una persona desarrollada. Educan los padres, los abuelos, el amigo de la micro, los profesionales y los que no lo son. Todos ellos educan si es que con su modo de ser y sus enseñanzas logran despertar el ser interior de los otros. Cualquiera puede educar, sin embargo, no cualquiera logra educar. solo cuando encuentras a alguien significativo como tu amigo que se compromete con el desarrollo de otros es cuando nace ese hermoso proceso de la educación.
Por ello no me da miedo que viajes y por ello es que quiero acompañarte en este viaje, aunque sea virtualmente, pues sé que encontrarás maestros mejores y sublimes que te ayudarán a crecer en tu vocación.
Me gustó mucho eso de tu cita: educarlos como si fueran mis hijos, de hecho debo declararte un secreto, cada vez que les hice clases en pedagogía lo hice pensando en lo siguiente: debo educarlos como si ellos llegasen a ser los profesores de mi hija. Curioso, ¿no?
Pero basta de hablar, ¿qué pasó luego de tu estadía en Calca? ¿Qué te hizo seguir el viaje? y sobretodo ¿qué anécdotas divertidas tienes de tu paso por el Cusco?, mira que es un lugar muy divertido también.

Quedo atento a tus respuestas.

Ricardo.

¡Profe!

Cuando Sali de Calca, volví a Cusco por unos tres días. La decision de irme fue porque, si bien la oferta de mi amigo, de quedarme con él a ayudar con el proyecto, era algo maravilloso, yo quería seguir, es decir, no quería estancarme de golpe, sentía que debía aprender más antes de entregar mi cariño y mis conocimientos.
Desde el momento en que dejé mi casa, tuve en mis pensamientos a mi abuelo Jorge, el cual no pude conocer, el fue zapatero y trabajaba el cuero. Era de origen Boliviano, Jorge Piérola Monrroy, dejó su casa en La Paz a la edad de 8 años, porque su padre, era muy estricto al momento de los castigos y los abusos. Digamos que él aprendió lejos de su familia, lejos de casa y de algún maestro quien lo guiara. Al parecer tuvo muchos maestros en su camino a Chile, porque se volvió zapatero y comenzó a lograr buena estabilidad económica en Chuquicamata donde conoció a mi abuela Nora.

Él fue y es aun mi motivación máxima, a salir y explorar mas allá, por eso aún no me podía quedar en Calca, porque tengo curiosidad de sobra y una sed de saberlo todo día y noche.

Respecto de las anécdotas hay algo que quería compartir. No siempre he tenido dinero para calmar es curiosidad que ya señalé, pero eso no ha sido impedimento para divertirme y seguir recorriendo…

Machu Picchu

coy hostalEn Cusco, me levanto temprano porque llega uno de mis mejores amigos, Nicolás Contreras. Mi compadrito venía a conocer Machu Picchu y Waina Picchu. Se quedo en el Cuy Hostal con toda la gente.
Teníamos todo listo, Íbamos a partir en la mañana y llegaríamos a hidroeléctrica a eso de las 7pm, para luego irse por las líneas del tren hasta llegar a Aguas Calientes.
La noche anterior, nos fuimos a bacilar y aquí comienza la cosa…

Me despierto y veo a Cristóbal, Pauli, Eugenia, Belén y Chuqui preparando sus cosas para salir temprano como habíamos acordado, me doy una vuelta por el hostal y me doy cuenta que el Nico no había llegado, jajaja. Por mi parte me había gastado unos soles y me confié que el Nico me iba a salvar con unos soles. Llega el Nicolitro con Sabina, parcerita de Armenia, Colombia. Lo miro y le digo: Nico, ¿me prestay unos soles y cuando volvamos te los devuelvo? – me mira riendo y me dice: Compadrito, me lo gaste todo, jajaja. En ese momento el viaje a Machu Picchu para mí se fue al carajo, no teníamos casi nada de plata y entre en un colapso. Me acuerdo que le decía al Nico que nos íbamos a joder del hambre y de la sed, que no teníamos ni para pagar un hostal y no teníamos como ubicar a los demás cuando estuviésemos ahí, si es que llegábamos. El Nico, tal como es su esencia, me dice que no me preocupe que todo irá bien y que lo íbamos a lograr.
Teniendo en cuenta que mi compadrito no había dormido nada y estaba prendidísimo, nos fuimos, a pura fe, nos fuimos.

Ya los demás se habían ido, así que fuimos a tomar un bus barato que nos dejara cerca. El Nico se fue al lado de la ventana porque uno nunca sabe. Llegamos a Santa María, luego Santa Teresa y un tipo nos acercó en auto a hidroeléctrica porque ya era de noche y no se podía ver nada, teníamos hambre y sueño, jaja.

cuy2Llegamos a Aguas Caliente, lo primero que hicimos fue ir a la plazoleta donde ahí una estatua inca, frente a ella había una delegación de estudiantes y apoderados instalándose para dormir ahí en la cuneta, no lo pensamos dos veces y nos instalamos con ellos a esperar la mañana para subir Machu Picchu. Revise cuántos soles me quedaban y solo eran 3, le dije al Nico que me esperara que iba a conseguir un pan en un restaurante o algo:– “Disculpe, buenas noches, ¿no tendrá unos panes que me venda por tres soles por favor? “.El tipo me mira y dice:– “¿No quieres un plato de comida?”. —“No tengo como, estoy con un amigo y tenemos tres soles.”—“No importa tráelo y siéntense a comer”.

Milagro no lo podía creer y fui corriendo a buscar al Nico. Plato gigante de arroz con una salsa de mariscos o algo así, luego de eso lavamos cada uno nuestros platos y a descansar.
Ya de mañana a eso de las 5AM empezamos a subir, al llegar a la entrada de Machu Picchu dejamos en custodia la mochila y la guitarra. Pasamos de largo la ciudad, nuestro primer lugar era subir Waina Picchu, que es aún más alto. Con el estilo que caracteriza al Nico, el chato se la camino toda con sus zapatos, un CRA.

El hambre y la sed, nos hizo devolvernos a la entrada para ver si podíamos salvar algo de comer. Afortunadamente nos regalaron una botella grande de agua, un postre de manzana y un pan con queso y jamón, jaja.

Sin ni un peso estábamos salvando el paseo que pensé que se había acabado. Entrando para conocer la ciudad de Machu Picchu, nos encontramos con Sabina, caminamos un poco viendo la ciudad, cuando vemos desde arriba a Cristóbal y Pauli. Me sentía re contento por haber encontrado a la gente.

machu pichu de vuelta

Regresando de Machu Pichu

Nuevamente en Aguas calientes, seguíamos sin un peso, así que en el hostal donde se quedaban los niños, nos colamos, dormimos ahí y nos levantamos tempranísimo para que nadie se diera cuenta, afuera sale Sabina asustadísima diciendo que los del hostal se dieron cuenta y que llamaron a la policía, nos fuimos al mercado, donde nos íbamos a encontrar, desayunamos y nos devolvimos por la línea del tren hasta conseguir un transporte a Cusco.

Esa es la historia de cómo el Nico a pura Fe, me incentivo, sin tener nada de dinero, la logramos, comimos rico, reímos harto y conocimos la ciudad Inca.

CUSCO
cuy 1Luego en el Cusco nos pasaron otras anécdotas. Estaba alistando todo para vender los sándwich, tranquilamente, sin apuros. Martin, mi amigo estaba por la parte de la entrada tejiendo, cuando de repente, entra Eugenia corriendo súper emocionada diciendo!: Chicos, acabo de ver a un chabón llevándose un saco de cervezas, dice que las están regalando ¡… dejo los sándwiches de lado, Martin deja sus cosas y con Sabina, salimos corriendo como unos campeones en busca de la cerveza gratis, jajá. No encontramos nada, camino de vuelta, Martin me dice que por aquella calle no pasamos y ahí estaban, esperando ser recogidas, tres sacos de cerveza, no lo podíamos creer, estaban afuera de una casa, revisamos y nuestra conclusión fue, que nadie le abrió al repartidor y el encargado de recibirlas se quedó dormido jajaja, una vez más, fuimos bendecidos por la suerte del lugar, así no tuvimos que comprar cerveza 1 semana.

Bueno profe como ve no pierdo la alegría, ahora le dejo, ya seguiremos ahondando en lo que ha pasado. Un abrazo.

Jaime.

Y así con Jaime que está siguiendo la Luna

About rdiaz

Profesor de Filosofia, especialista en educación y por ahora trabajando en andradgogía.
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>