Ellos y Nosotros.

Todos sabemos que ellos son el problema, pues siempre ha sido así. Ellos son incapaces de aportar alguna idea y poco apoyan en la solución de los problemas. Nosotros en cambio siempre buscamos la solución y sabemos que ante cada dificultad hay situaciones que analizar y que comprender.

Ellos siempre se equivocan y peor aún: cuando cometen un error lo hacen intencionadamente pues todos sabemos que ellos son incapaces de pensar adecuadamente. Nosotros en cambio tratamos siempre de no cometer errores y cuando lo hacemos fue algo accidental y fortuito, pues no está en nuestra mente andar cometiendo faltas.

Ellos no tienen sentimientos, son incapaces de comprender lo que significa llevar una familia o enfrentar las dificultades, pues ellos solo se preocupan de lo superfluo y lo material y no ven los rostros de quienes sí sentimos. En cambio nosotros sí somos empáticos y somos capaces de darnos cuenta que cada uno tiene seres queridos y personas por quien preocuparse. Nosotros somos asertivos entre nosotros y realmente entendemos que ante la vida otra cosa es con guitarra, pues realmente cuesta vivir lo que vivimos a diario.

Ellos son incapaces de reconocer sus errores, es más son tan necios que no solo los asumen sino que los justifican con falsos argumentos. Nosotros en cambio sí entendemos lo que pasa y somos capaces de asumir el error, pues nosotros siempre estamos dispuestos a mejorar.
Ellos no tienen la verdad, pues se equivocan en sus puntos de vista, las cosas no son tan simples, ni tampoco son tan burdas como ellos quieren hacerlo creer. En cambio nosotros sí que tenemos la certeza de que nuestro punto de vista es real, pues tenemos pruebas y mejores argumentos que los otros. Pues todos sabemos que las cosas son tal y como las vimos.

Ellos son flojos, pues no hacen lo suficiente para poder surgir, en cambio nosotros somos personas de trabajo que cada día con esfuerzo buscamos nuestro pan y que si la suerte nos ayuda con alguna ventaja es porque lo tenía merecido.

Ellos son los de derecha si es que somos de izquierda, ellos son los políticos si es que nosotros somos simples ciudadanos, ellos son creyentes si es que somos no creyentes, ellos son los profesores si es que somos apoderados, ellos son los del otro curso si es que estamos en éste curso, ellos son los del otro equipo, ellos son los homosexuales si es que soy heterosexual, ellos son los jefes si es que soy empleado. Ellos son los culpables siempre.
Sin embargo a veces ellos pueden ser los de izquierda, o los ciudadanos, o los no creyentes, o los apoderados, o los de este curso, o los del equipo de acá, o los heterosexuales o los empleados, puesto que la vida suele dar muchas vueltas y uno no sabe de qué bando estará más tarde.

Pero si un día, un día cualquiera, algunos de nosotros nos diéramos cuenta que ellos también aportan, también buscan lo mejor para los suyos, también sienten y se esfuerzan por sus seres queridos, si solo un día reconociéramos que ellos pueden estar con nosotros, quizás ese día dejaríamos de ser tan torpes y ciegos como lo son ellos.

About rdiaz

Profesor de Filosofia, especialista en educación y por ahora trabajando en andradgogía.
This entry was posted in Sin categoría and tagged . Bookmark the permalink.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>