Los viajes de Jaime: año nuevo en Ecuador.

He retomado las cartas que nos escribimos con Jaime para seguir relatando su viaje. En estos momentos va por Colombia, producto de algo que ocurre en este relato…

Estimado Jaime:

Veo que tu estadía por el Eco Hostal ha significado una experiencia de aprendizaje y trabajo. Por acá ya se va cerrando el año y el cansancio nos agobia cada día un poco más, ya no se tiene el mismo ánimo de principios de año.

Sin embargo hay que seguir adelante, recordando las decisiones que se tomaron cuando se estaba en paz para ser fiel con el propósito puesto al inicio del viaje. Recuerda que partiste a aprender. Por lo menso, ¿ya sabes hacer algunos malabares?

Pero cuéntame, ¿hasta dónde va el viaje? ¿Seguirás en ese hostal?

Desde la cotidiana Antofagasta, te mando un abrazo.

R.

¡Profe!

La última vez nuestra conversación quedo en zorritos, norte de Perú, un lugar muy bello de pocas personas y un rico solcito. Profesor, la verdad  nos sentíamos muy bien trabajando ahí, teníamos trabajo, la playa a unos pasos, comíamos muy bien y aprendíamos cosas cada día.

Tomás me comentó un día, que en Enero quería estar en Brasil, por otra parte, yo quería pasar año nuevo con mis amigos, así que decidimos ir a reencontrarnos con ellos en “Montañita” Ecuador, luego él volvería a Iquitos, rumbo Brasil.

El 27 de diciembre partimos para Ecuador.  León, quien si usted no mal receurda fue quien nos acogió en su hostal,  nos llevó en su camioneta desde Zorritos a Tumbes, para luego poder cruzar la frontera. En el camino, mirando todo ese bello paisaje,  pude reflexionar mucho. Para nosotros León fue como un maestro, junto a  él aprendimos mucho del cuidado de la tierra, de aprovechar los recursos y de reciclar.  No todo puede ir a la basura, como ocurre en muchos lugares, de alguna forma u otra se puede aprovechar de manera positiva y proactiva todo lo que acumulamos para botar.

 

Con Tomás pasamos a Ecuador, ya estábamos en Guayaquil, rumbo a montañita. El viaje estuvo apretado pero por suerte en Tumbes y Guayaquil la sacamos barata. Cuando llegamos a “Montañita”  a eso de las 1:00 AM, dimos vuelta con Tomás para ver si encontrábamos a los chicos…  pasaron menos de 10 minutos y aparece Belén  y Polaco.  No lo podíamos creer, nuevamente nos encontrábamos.  Me pasaba que al reencontrarme con gente buena como ellos, me llenaba  de alegría y energía, no importaban nada los sacrificios y el cansancio del viaje , lo importantes era que nos reuníamos para pasar de año juntos como amigos.

Nos quedamos en donde Lucy, una señora que al principio era muy buena gente pero luego fue tomando actitudes raras que no nos parecían coherentes las verdad. Nos dejaba colocar la mesa en su patio y usar la cocina por 3 dólares diarios. Todo bien, hasta que el 30 de diciembre en la mañana dice que se tiene que ir a Guayaquil  y que nos tenemos que ir, nosotros no lo podíamos creer, ya que habíamos planeado una rica comida, algo lindo para pasar año nuevo como en casa.

Finalmente esperamos las 12 sin cena grande, sin nada de lo que habíamos planeado, pero estuvimos juntos celebrando, estábamos todos,  Tomás, Chuqui, Belén, Polaco, Pucho, Eugenia, Facu, Estar unidos fue lo mejor de todo, haber llegado con ellos, sobretodo en una época en que uno se pone nostálgico.

Por primera vez pasaba año nuevo solo sin mi familia. El año nuevo es una fecha de unión familiar y amistad. Yo tenía muy en mente a mi familia al momento de las 12, solo contaba con mis amigos y la playa.

3.2.1 ¡¡¡¡Año nuevoooooo!!!!,  abrazos iban y venían, deseando siempre lo mejor para este nuevo año que se nos venía, con entusiasmo, con mucho entusiasmo. En algún momento de la noche nos perdimos todos, y es que en ese lugar casi no se podía caminar.

 

Yo me fui con mis recuerdos, fue en esta fecha, en este lugar donde conocería a una mujer maravillosa, que cuando la vi venir con su onda y su pelo rojo, me llamo la atención, aquella sensación de haberla visto antes, con todo su ritmo colombiano me dijo su nombre y le dije el mío. Bailamos, hablamos y esperamos el amanecer junto al mar, como me gusta, cruzamos nuestros datos y desde momento sabía que tenía volver a verla.

Me gustaría comentarle no solo de Montañita, si no de los lugares que están cerca, por ejemplo Olón, Manglaralto que puedes llegar caminando relajadamente, Puerto López, parque nacional Los Frailes.

Finalmente pude aprender a hacer malabares, pensé que nunca podría, pero como en todo es constancia y práctica. En lo personal siempre he preferido más la práctica que la teoría, porque practicando se puede también aprender la teoría, ese debería ser el orden, teoría mediante la práctica, no primero la teoría, luego la práctica, porque se pierde energía y tiempo.

Profe, ¿qué pasaría si se cambia el método de enseñanza? Quizá resulte mejor cambiar cosas que están ahí, que no se quieren ver pero están ahí. La persona que toca la misma canción en la guitarra se vuelve bueno, pero solo con esa canción, en cambio, la persona que se sale del tema y en vez de canciones, aprende estilos como el blues, jazz, funk abarca un mundo más amplio, quizá la educación que encuentras es como aquel tema que sabemos nuestros hijos escucharan, aquel único tema que sabemos, existe un miedo a salirse de lo establecido, lo mismo de siempre, puede ser miedo, puede ser pereza, puede ser mediocridad, el primer paso es saber que hay muchas formas de educar o educarse, ya cuando eres consciente como persona-humana puedes aprender lo que sea, puedes abarcar el mundo.

Un abrazo.

Ya así despedimos a Jaime reflexionando un año nuevo…

 

About rdiaz

Profesor de Filosofia, especialista en educación y por ahora trabajando en andradgogía.
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

2 Responses to Los viajes de Jaime: año nuevo en Ecuador.

  1. tomas says:

    hermosa la montañaaa!!! jaime loco te extraño

  2. Cameron says:

    Enhorabuena a ted y a Nuria y por supuesto a Jaime por la faiilma que le acoge con tanto amor. Mi reconocimiento a la extraordinaria labor en apoyo de la Vida. Esta es la muestra me1s fehaciente.Te enviare9 testimonios de la gestacif3n de algunos de mis nietos que podre1s compartir con nuestra red de amigos (a1tengo la autorizacif3n de sus padres!)Me gusta: 1

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>