Los viajes de Jaime: La familia

Jaime ha llegado para celebrar las fiestas de fin de año (del 2012) a Ecuador, ha pasado por Perú y ha vuelto al lugar que originaron las ganas de recorrer latinoamérica. Es hora de hacer un alto y una reflexión. Seguimos publicando las cartas de un viaje…

Querido Jaime:

Has recorrido miles de kilómetros conocido a muchas gente, vivido con muchos nuevas aventuras e incluso más de un aprendizaje has logrado respecto de nuestras formas de ser y de hacer. Mucho has reído y disfrutado, también he sabido que mucho ha costado, sin embargo el balance al parecer es bueno.

la reina y la princesaSin embargo debo comentarte algo. Estas fiestas de fin de año en mi caso siempre significan un momento para la reflexión. Un instante para saber que ha sido bueno y que ha sido malo.Y desde hace 10 años de algo de lo que nunca me arrepiento es de haber formado una familia. Ha sido lejos la aventura más grandiosa que he realizado y que ahora mismo llevo a cabo. Antes de enamorarme de Claudia yo me repetía a mi mismo que no me casaría pues ello me quitaría libertad y haría de mi ser algo monótono. Ello es porque tenemos ese concepto de “se casaron y vivieron felices por siempre”, lo cual le hace un flaco favor a la familia. Yo me casé y tomé más riesgos que nunca y cambié mucho y sigo afrontando nuevos desafíos.

Es fácil cuando estás solo decidirte a un lugar nuevo y atreverte a nuevas tareas. Peor cuando ya no caminas solo y cuando debes actuar y hacer cosas nuevas el riesgo es más alto, los costalazos duelen más pues no solo te afectan a ti y los éxitos se gozan más pues beneficias a tus seres queridos. Claudia me ha permitido siempre arriesgarme y me ha apoyado siempre en las locuras que he hecho. Las decisiones no han sido fáciles ni tampoco la vida en familia. han existido desencuentros, peleas, discusiones, peor también momentos plenos y felices. Al final del día no me imagino despertando cada mañana sin que esté Claudia a mi lado.

Como sabes con ella tuvimos a Cristina y desde que soy padre la cosa se ha complicado más aún. Ya no solo es tomar riesgos, ahora se trata también de dejar tomar riesgos. Tú no te imaginas cómo duelen los golpes de tus hijos. Una vez quiso aprender a andar a caballo y yo la llevaba. Y sufría cuando la veía pararse en la montura y equilibrarse. Y cuando se cayó me dolió más que a ella. Le dio miedo, lloró, pero ahora quiere volver a andar. Y ahí estoy sufriendo cuando la acompaño. Porque no puedo dejar que le venza el miedo. Así es como la aventura se complica más aún, ahora no todo depende de mí. Quiero protegerla, peor no puedo dejar que por ello ella deje de ser.

Te comento todo esto, porque en estos momentos he pensado mucho en tu familia. No debe haber sido fácil para tus padres dejar que su hijo partiera  a la aventura, a cumplir sus sueños, sin sentir esta preocupación que siento yo por mi hija.

Por eso hoy no quiero pedirte anécdotas, ni descripciones de los lugares que visitas (que ya me debes hartas), sino quisiera que dejáramos un momento de pausa para pensar en tu familia, en el cariño y en la más grande aventura que han tomado: dejarte crecer.

Un abrazo.

Ricardo.

 

 Profe:

Cuando uno está frente al mar profe, no se puede hacer nada más que verlo, escucharlo y tomar mate, ahí salen conversaciones interesantes, casi siempre eran ideas que ligan mucho con la libertad del ser, con el poder darte cuenta en tu cabeza que estás viviendo un sueño, que todo lo que te propones se puede lograr, solo cuesta vida, como decían Los Redondos.

Porque siendo un continente tan rico en frutas, minerales, fauna, seguimos viendo lo mismo de siempre, los pocos de arriba queriendo separarnos.

Creo que como pienso yo, niño chileno, piensa mi hermana y mi hermano peruano, argentino, ecuatoriano, boliviano, colombiano, venezolano, brasileño, paraguayo, uruguayo. Ahora hay que darse cuenta que no somos países, que somos latinos y que podemos llegar lejos como un gigante.

Seguimos aquí en la playa, y en lo único que pensaba era en mi familia, mis viejos, mis abuelos, mi hermana, mis primos y mis amigos. Que estará haciendo mi mama, pensaba, me imaginaba a mi papa trabajando, de pronto todas las risas se parecen a la de mi hermana y me invade una nostalgia por querer estar con ellos.

Siempre fui muy cercano a mis padres, y eso me hace feliz. Mi madre me enseño valores, también fue la que me enseño mucho acerca de la sexualidad a muy corta edad y eso la convierte en una gran madre y profesora de la vida. Mi abuelita a través de la palabra me permitió conocer a mi abuelo Jorge, al conocer parte de su historia, quise conocerlo por completo en este viaje. Mi padre que siempre nos mostró su lado cariñoso y afectivo, siendo el un tipo grande, de apariencia ruda, tiene su lado cariñoso, tierno, nos dio educación, salud y amistad. Mi hermana, como todo hermano crecimos peleones y todo, pero sabiendo que nuestro amor es más grande, somos súper diferentes pero nuestra madre nos enseñó de pequeños a respetarnos, protegernos.

La familia es lo mas importante, como usted nos enseño, es el primer vinculo social que tenemos, quiero hablarle un poco del desapego y el amor familiar.

Separarme de mis padres fue algo que nunca pensé hacer, pero fue necesario, porque necesitaba salirme de ese nido familiar, así también le iba  a dar chances a ellos de darse cuenta, que no podemos permanecer apiñados por siempre. No me di cuenta de esto, una vez que me vi aprendiendo cosas y notaba que mis padres aprendían con migo a la distancia. Claro me daba mucha nostalgia acordarme de ellos, pero al mismo tiempo me llenaba de fuerzas, esta misma fuerza me ayudo a sacar el miedo y seguir con mi ritmo, entonces no es tan malo, cuando mi madre me dice que se siente bien porque yo estoy feliz. Ese mismo miedo que de a poco se queda en el camino, se convierte en amor, y es esa la energía más potente que tenemos como seres humanos, pues, el vínculo amoroso con mi familia se ha incrementado hasta el infinito estando lejos, puedo cerrar los ojos y ya me siento cerca de ellos.

Muchas veces, crecemos en lo que nuestros padres quieren que  seamos, en lo que la sociedad quiere que seamos, pero que es lo que queremos ser, cuando te liberas de aquellas trancas sociales y comienzas a descubrir lo que nunca te dijeron, comienzas a ser.

Cambiando de tema, ya en Ecuador me siento tranquilito, con los pies en la tierra, conociendo a personas maravillosas, que pronto les contare de ellos, aun no le podría decir que cosas tiene un país del otro pero ya se las diré, por lo pronto le cuento que mi siguiente destino es Cuenca, que es parte de la sierra, un lugar bello, para mí la ciudad más chévere de Ecuador.

Quería dedicarle esta parte, a mi familia, decirle que los extraño mucho, que mi amor por ellos es aun más grande, que la vida es maravillosa cuando no hay miedo a la oscuridad, que conocer a la gente ayuda conocerse así mismo, decirles que para ver partir a tu hijo se necesita de valor infinito y ellos, son los más valientes amigos-padres que un niño puede soñar.

Bueno profe, me despido de usted con alegría, agradeciéndole también el espacio que me brinda para contarle a la gente que sin miedito, si miedito a nada.

Mire profe, suba este tema se llama Chalinet de Vicentico, el habla del miedo que no tienen los niños para seguir adelante en lo que se proponen…

About rdiaz

Profesor de Filosofia, especialista en educación y por ahora trabajando en andradgogía.
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>