Lo Prosaico

La vida es aquello que nos pasa mientras nos ocupamos de sobrevivir. Sin embargo muchas veces solo ponemos el énfasis en la parte del sobrevivir, olvidándonos de que es la vida la que se nos va.

La monotonía del mundo actual nos lleva ese olvido. Debemos satisfacer nuestras necesidades y para ello haya que ocuparse en producir aquello que otros también necesitan. De ahí surgen relaciones, comunicaciones y encuentros con otros que compiten con uno por el logro de tales metas. De ahí es que la sobrevivencia se convierte en una carrera que nubla el sentido final de nuestras metas. Lo importante es la competencia y no la meta que le da sentido a esa competencia. Es así como nos cubrimos de falsas necesidades, que a su vez generan nuevas necesidades, haciendo del camino un eterno deambular por desafíos constantes.

La vida se vuelve prosaica. Lo prosaico hace referencia al estilo de escritura cotidiano, común, sin el estilo ni la belleza de la literatura, en especial de la poesía. La prosa se contrapone a la poesía, pues es burda, es literal, no apela a la imaginación. La poesía por su parte requiere de creatividad, de ingenio, de armonizar los sonidos de las consonantes y vocales, para generar una melodía que inspire, que dote de sentido y figuración  a las palabras. Sin poesía la vida se vuelve vulgar.

Sin embargo hay personas que no desean la poesía en sus vidas. Los hay los que reducen todo al beneficio económico. Hay otros que buscan ser exitosos. Otros que que sólo se conforman con un buen televisor en la pared y un gran auto en su puerta. Hay personas que aman lo prosaico.

Yo añoro la poesía. La echo de menos. No me gusta la vida del pobre, de aquel que sufre por tener algo una y otra vez, convirtiendo su vida en un aciago destino. Me gusta la vida del poeta, de aquel que sufre por ser pobre, pero que del da sentido a su quehacer. No es lo mismo el pobre que el poeta, este último posee sentido, dota de sentido, de armonía sus acciones y por ello posee una gran riqueza. He trabajado todo un año como pobre, ganando muy bien, pero pobre, pues he hecho el trabajo para una gran multinacional, sin necesidad de tener mayor sentido. Hoy me siento liberado de tal sino, hoy siento que puedo recuperar la poesía y dejar de lado lo prosaico.

No quiero que la vida se me vaya, no quiero lo prosaico. Es hora de volver a la vieja poesía y rescatar con ella la vida que lentamente se me escapaba de las manos.

 

 

About rdiaz

Profesor de Filosofia, especialista en educación y por ahora trabajando en andradgogía.
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

2 Responses to Lo Prosaico

  1. Carmen says:

    Valiente. Sabia reflexión.

  2. Bruno says:

    amigo hay si una prosa poética que mezcla ambas lineas…se puede del hacer un soñar, y de ahi un amarrillo camino de anécdotas y celicidad; celebro recuperar tu sentido..hacia crear e innovar, siempre en ayuda al más necesitado, pero no veas la experiencia pasada como una obstáculo o un martirio fue y paso archivala, hoy a mirar en que activar al cardio para dar sentido al construir :) un abrazo

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>