El guerrero y el monje (la diferencia entre crear y destruir)

monjeHace mucho tiempo, una horda de bárbaros asolaba una región en el norte de china. Eran vándalos saqueando y robando los pueblos de humildes pescadores. Uno de ellos entró en la cabaña de un viejo monje y lo amenazó con su espada. El monje impertérrito lo miró de reojo y le pidió que demostrara su fuerza partiendo una manzana con su espada. El guerrero lanzo la manzana al aire y con diestros movimientos logró partirla e 4 pedazos. El monje sin inmutarse le pidió: “Es muy fácil romper algo con una gran espada, ¿podrías ahora unir esos pedazos y dejarla como estaba?” El guerrero primero se enojó, explicó que era imposible y que nada cambiaría lo hecho. Sin embargo el monje le dijo: “Entonces debes reconocer que no tienes tanta fuerza como para construir. Si es así vete de mi casa, no vales más que lo mismo que un niño con una maza”. Cuenta la leyenda que el guerrero marchó humillado y que nadie se atrevió a atacar la pequeña cabaña del monje.

 

Hace meses hemos llevado con un grupo de nos más de 20 personas una tremenda campaña en nuestra ciudad. Hemos logrado cosas que muchos negaban que fueran a ocurrir. Hoy nadie niega que hay contaminación, nadie discute que una de sus fuentes es el puerto y sus malos procesos, nadie niega que esto afecta la salud de miles de antofagastinos. Hoy tenemos empresas mineras que asumen su responsabilidad y que están tomando medidas para tratar de no afectar “tanto” a la población. Hoy tenemos un gobierno que ha puesto este tema como un tema prioritario a resolver, tanto así que ya hemos tenido más de una entrevistas con ministros y altos representantes (que se llaman a si mismos autoridades).

 

Ha sido una campaña agotadora, en muchos casos desleal. Solo somos un grupo de personas que con mucho ingenio hemos pensado que hacer, frente a grandes empresas o frente a toda la maquinaria gubernamental que han hecho lo imposible por bajarle el perfil a nuestras demandas. Pero ha sido principalmente enfocada en la necesidad de terminar con el foco de contaminación (en nuestra opinión el más grande) que asola a nuestra ciudad. Para ello necesitábamos despertar a toda la ciudad y nuestra labor se basaba en generar las confianzas en cada ciudadano de entender que esto era una campaña ciudadana, no política y que requería las voluntades de todos. Sin embargo hemos tenido unos “bárbaros” con espadas sembrando dudas y desconfianzas.

 

Crear confianzas es el trabajo más difícil que tenemos. Es muy fácil desacreditar a alguien, sobretodo cuando no se le conoce. Solo basta un rumor. Pero lograr que alguien te crea es tarea compleja, pues no solo debes dar garantías, sino que mantener con pruebas tu actitud. Creo que lo hemos hecho. Nosotros estamos contra los malos procesos de la actividad productiva y queremos una ciudad sin contaminación. Aún no logramos nuestra meta, pero sin la gente jamás lo haremos, los “bárbaros” son muchos y peligrosos.

Pero a veces solo basta una voluntad firme, que no tiene compromisos con nadie, y que sin miedo se para frente a gigantes diciendo “no más”.

About rdiaz

Profesor de Filosofia, especialista en educación y por ahora trabajando en andradgogía.
This entry was posted in Sin categoría and tagged . Bookmark the permalink.

One Response to El guerrero y el monje (la diferencia entre crear y destruir)

  1. Francisco Arce says:

    Ricardo:
    Te conozco desde hace muchos años, tuve el privilegio de que fueras mi profesor y se que cuando te comprometes con algo, es de todo corazón. Espero de que pueda llegar a un final feliz y que nuestras autoridades tomen cartas en el asunto. Te apoyo plenamente y el 7 estaremos marchando por proteger nuestra ciudad. Un abrazo y no olvides que hay muchos que sienten una gran admiración y respeto por tu loable labor. Sigue adelante y no claudiques.

Añdir un comentario a Francisco Arce Cancelar respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>