#EstePolvoteMata: La Carta

Y como se sabe se hizo una comisión investigadora por la Contaminación en Antofagasta. Algunas conclusiones fueron mejorar la normativa ambiental y es una situación que favorece a muchas comunidades más. Sin embrago, la política partidista metió su cola y no se identificaron los responsables. Ante eso ideamos una forma de lograr testimoniar nuestra posición. El diputado Giorgio Jackson nos ayudó. Y he aquí el contenido de la carta  para quienes quieran leerla. Después del vídeo.

Honorables Diputados:

Es difícil para un simple ciudadano dirigirse a ustedes e intentar expresar en breves líneas el calvario que nos toca vivir día a día a en Antofagasta. ¿Cómo lograr la empatía necesaria para que comprendan el grave riesgo que vivimos producto de la contaminación provocada por el puerto en mi ciudad?
Yo vivía tranquilo en mi querida Antofagasta acompañado del aroma y sonido de mar hasta que unos jóvenes amigos comenzaron a hablarme de los niveles de contaminación cercanos a mi hogar y que según ellos nacían del puerto de Antofagasta. La verdad es que vivía en la seguridad que nos da la ignorancia, la misma comodidad que sienten ustedes ahora al tratar un tema que quizás vean como algo lejano.
Sin embargo, había un detalle, cada mañana mi auto, las ventanas de mi casa aparecían impregnadas de un polvillo negro, muy brillante y viscoso, que de tanto verlo se hacia invisible. El colegio médico demostró que ese polvo contiene más de 16 metales pesados. El ISP descubrió que la cifra era corta, pues ratifico lo dicho y evidenció que habían 19 los metales pesados asociados a metales como cobre, zinc, plomo, hierro, cadmio y otros. Metales que descubrí después están asociados al surgimiento de enfermedades nerviosas, a trastornos de aprendizaje y al tan temido cáncer.
Mi vida dejó de ser tranquila. De pronto nos fuimos dando cuenta que la cantidad de personas enfermas de cáncer eran mas de 8 veces la media nacional, nos dimos cuenta que las cifras de autismo en la región son de las más altas, en resumidas cuentas ese polvo nos está matando.
Pero es una muerte lenta. Esta es una muerte hipócrita, una muerte maricona, que cada día se asienta en nuestras mesas, en nuestras casas y que va cobrando victimas sin que nadie haga algo por detenerla. Los antofagastinos van muriendo poco a poco, su calidad de vida es la peor de Chile y pareciera que todos dicen “¿y qué?”.
Porque, honorables, la impresión que tengo de todo lo que hemos descubierto es que al parecer da lo mismo mi vida, la vida de mis vecinos o la vida de nuestros hijos, mientras se asegure que Chile recibe su dinero por el cobre.
Si no , no me explico el porqué a pesar de tanta información como la que presenta esta comisión nadie haga nada por detener esta masacre silenciosa.
La institucionalidad ambiental pareciera estar hecha para asegurarle a las empresas que pueden hacer lo que se les antoje con tal de producir. Encontramos metales pesados en la sangre de niños de un jardín infantil cercano al puerto y la corte de apelaciones rechazó nuestro recurso de protección para detener en forma preventiva la operación de la Empresa ATI. Encontramos metales pesados en el suelo de todo el borde costero de nuestra ciudad y el gobierno sigue esperando no sé qué voz desde el cielo para declarar como zona saturada nuestra ciudad y por alguna vez plantear un plan de descontaminación. Se han encontrado trazas de metales pesados en cordones umbilicales de niños recién nacidos y todavía no se instala el tribunal ambiental prometido hace mas de dos años y que nos permita defendernos. Se han encontrado evidencia suficiente en inspecciones de la SMA pero aún no se abre la RCA del puerto pues todavía se espera una aclaración que sE prometió para el 6 de febrero, por parte del director nacional del SEA . Total la empresa de Luksic puede seguir funcionando y la gente de Antofagasta puede seguir muriendo.

Estimados honorables, hemos hecho cuánto hemos podido: hemos recogido información científica que nos avala, tenemos el apoyo de la ciudadanía, hemos escrito más de 8000 cartas a la Presidenta para esperar que alguien haga algo por nuestra ciudad. Tuvimos reportajes a nivel nacional mostrando nuestra realidad. Pero en cada momento hay un poder oculto que pretende silenciar nuestra vida.
Puede que tengan razón y la vida nuestra valga menos que la de vuestras familias, puede ser que a la hora de votar valga más agradar al gran empresario dueño de Chile que escuchar a este ciudadano. Pero déjenme por favor decirles algo.

¿Qué será de Chile cuando pierda su norte? El norte no es solo la riqueza, es la gente que trabaja día a día por retirar esa riqueza. Somos los que vivimos acá y sostenemos esa maquinaria que tanto bien le da al país. El Norte se está muriendo, Chile pierde su norte¡, cuando no le asegura a sus hijos vivir en un ambiente sin contaminación. No sean cómplices de esta muerte hipócrita. Piense en sus hijos, que no difieren mucho de los míos y por favor hagan algo que ayude a prevenir de una buena vez a favor de la vida de Antofagasta. Los queremos como defensores y no cómplices de esto. Recuerden que este polvo nos está matado, y esta vez requerimos de vuestro auxilio.

Ricardo Diaz Cortes

About rdiaz

Profesor de Filosofia, especialista en educación y por ahora trabajando en andradgogía.
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>