HUEVOS CON TOCINO

Cuando tomas desayuno con huevos con tocino puedes apreciar la diferencia entre estar involucrado y comprometido. En ese desayuno, puedes ver que la Gallina está involucrada, pues pone el huevo, sin embargo ella no paga un costo mayor. En cambio el cerdo pone parte de si, él está comprometido.
En la vida nos encontramos con diferentes tipos de personas. Las que se involucran (y “apoyan” por redes) frente a las que realmente se comprometen y dan de su vida por lo que creen.
En el movimiento vi de los dos tipos de personas, los que venían a reuniones, palmoteaban pero cuando había que estar “tenían algo que hacer” o que preferían mantener su independencia y unos pocos que estuvieron en cada instancia y que fueron los que finalmente pagaron el costo. Pero eso es algo usual. Ocurre en la pega, en los clubes deportivos, en las organizaciones y en cuánta agrupación haya.
Sin embargo, yo tengo la certeza que muchos no somos tontos y que sabemos identificar a quien se compromete y es pagar de asumir los costos de quien no. Por eso hoy al desayuna te invito a pensar: ¿Te involucras o te comprometes? Y sobre todo ¿a quién prefieres tener a tu lado?

About rdiaz

Profesor de Filosofia, especialista en educación y por ahora trabajando en andradgogía.
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>