QUINAHUE

Esta foto es bella, salíamos de la misa que se hacía con rogativa incluida por parte de la machi y nos íbamos a al escuela en donde sería el almuerzo. Se ven algunas mesas y sillas para ir a almorzar que cada uno debía llevar. Bonito recuerdo.

QUINAHUE
El padre Lorenzo me llamó un verano: “Vamos a ignos al sug! ven con nosotgos!!”
Lorenzo era un cura francés que había llegado a trabajar a la parroquia. De esos curas choros. Cura obrero. Comprometido. Era el párrocode mi capilla y un hombre de convicciones profundas. Confió en un pequeño grupo y armó misioneros para ir a Temuco con los mapuches.
Fue así como el verano del año 87 termine en la comunidad de Quinahue, recorriendo los campos, compartiendo el almuerzo y luego las labores: cortando el trigo, cosechando, cortando leña, ordeñando vacas, pescando y ayudando en lo que fuera posible.
Dormir bajo los eucaliptus, bailar el nguillatun con la Machi, presenciar las rogativas, conocer de su historia conversando en las noches junto a las brasas… fueron esas y muchas más cosas las que me unieron con los mapuches. Al final yo fui el evangelizado con el amor profundo a la tierra.
Terminé siendo un peñi más y desde ahí los veranos restantes fueron solo para ellos. Al final las buenas nuevas ellos me las daban a mi y yo en silencio aprendía y aprendía.
Les debemos mucho mas que un perdón al pueblo mapuche y a todos nuestros pueblos originarios.

Anda escuchando este Tema:

About rdiaz

Profesor de Filosofia, especialista en educación y por ahora trabajando en andradgogía.
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>